Política

EPN promete protección a periodistas reforzando estrategia

OCTAVO DÍA | 18.05.2017 12:47 hrs.

Enrique Peña Nieto en reunión de emergencia con la Conago, para anunciar medidas de protección a periodistas.
Share Button

La Paz, BCS.- Pareciera que al Presidente recién le cayó el veinte de la profunda crisis en contra de la libertad de expresión en la que vivimos hundidos desde hace tanto.

Tras registrarse asesinatos como el del corresponsal de La Jornada, Javier Valdez, en Sinaloa, y Jonathan Rodriguez, periodista del semanario “El Costeño” en Jalisco, (con los que suman 7, los comunicadores asesinados en lo que va de 2017), el Presidente presentó las llamadas Acciones por la Libertad de Expresión y para la Protección de Periodistas y Defensores de Derechos Humanos.

Peña, quien primeramente pidió un minuto de silencio por los periodistas asesinados, en un encuentro en el Salón Adolfo López Mateos de Los Pinos, insistió que su gobierno busca detener y castigar a los culpables de estos crímenes, por lo que habló de tres puntos que considera de importancia.

(Sí, como usted lo leyó, esta vez, no se trató de un decálogo).

Primero, anunció que se fortalecerá la estructura y el presupuesto del Mecanismo de Protección de Periodistas y Defensores de Derechos Humanos.

(Ojo, ponga usted atención: Miriam Rodríguez, la activista asesinada en Tamaulipas la semana pasada, tenía protección del Estado y, como quiera, la mataron).

También se creará un esquema nacional de coordinación con los estados, y por último se fortalecerá a la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), con más personal y capacitación.

(Cabe precisar que el nuevo titular de la FEADLE, Ricardo Sánchez Pérez acaba de declarar que se siente rebasado. ¿Qué ocurrirá cuando se sienten de veras a trabajar?).

Ante el reclamo de hartazgo de periodistas y la sociedad en general por la situación actual que atraviesan los profesionales de la información, el Presidente quiso dejar en claro que estos crímenes no quedarán impunes y que no permitirá la censura en ningún medio porque “una democracia plena requiere que nadie calle su voz”, según dijo.

“Es obligación del Estado mexicano en su conjunto otorgar garantías a los periodistas para el desempeño de su profesión, especialmente, ante la amenaza que hoy representa el crimen organizado, en ocasiones infiltrado en instancias de gobiernos locales de ciertas regiones del país”, sentenció el mandatario Federal, mientras ofrecía condolencias a los familiares de la víctimas asesinadas por la delincuencia.

Algo que sorprendió a propios y extraños fue que, al concluir el acto, Peña Nieto se acercó al área de foto periodistas y reiteró su apoyo para llegar al fondo de los crímenes y que los responsables reciban su castigo.

(Sí, es raro que se muestre abierto ante los representantes de la prensa, según cuentan los reporteros de la fuente que a diario cubren sus actividades).

En el acto, que se sintió más como una estrategia de relaciones públicas, que un verdadero plan con consecuencias hacia el crimen organizado, también estuvieron presentes el titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, así como Renato Sales Heredia, Comisionado Nacional de Seguridad.

El Presidente remató diciendo que el combate a la impunidad es el camino para evitar este tipo de agresiones, y que encima el Estado “tiene obligación de reforzar las acciones para investigar las agresiones”.

Señor: nada más acuérdese que en este país, el 99 por ciento de los delitos, no se castigan.

Con información de Notimex