Política

Acusan campaña en contra de pescadores ribereños

OCTAVO DÍA | 21.04.2017 08:08 hrs.

Se les acusa de estar explotando especies no permitidas
Share Button

La Paz, BCS.- Pescadores ribereños cuyos nombres omitimos a petición expresa por temor a represalias, denunciaron el robo de dos redes con las que trabajaban escama frente a Los Planes, una actividad que realizan contando con los permisos correspondientes emitidos por la Sagarpa a través de la Conapesca, usando para ello los artes de pesca permitidos por la norma.

El robo se registró luego de que en Facebook se destara una campaña de odio y linchamiento en contra de los pescadores, a los que sin fundamento alguno se les acusó de estar explotando especies no permitidas, incluso sacando caguamas usando redes de más de 1.5 kilómetros y matando todo tipo de peces. 

Las redes hurtadas fueron abandonadas en la playa y sus fotos subidas a internet; en éstas se observa que sólo había peces atrapados; ninguna caguama, ni peces de coral, ni mobulas ni “lo que se les atraviesa”, como se denunció en el Facebook, en donde se demandaba apoyo para “ajusticiar a los responsables de este ecocidio”.

Los afectados son pescadores que residen en el municipio de Mulegé que cuentan con permisos para trabajar en estas costas del sur, al igual que sucede con los pescadores de las comunidades de El Sargento, La Ventana, Los Planes y otros pueblos aledaños que en temporada de calamar o de tiburón emigran a las costas de Mulegé para trabajar, o van a la Bahía Magdalena a la escama, aunque en el norte nunca tienen problemas para llevar a cabo sus actividades.

Red pesca La Paz 02

Aunque en esta ocasión la campaña de odio no pasó a mayores, los afectados lamentaron la actitud violenta y amenazadora de quienes dicen ser defensores del medio ambiente, y señalaron que las redes robadas cuestan más de 30 mil pesos, lo que representa el ingreso de un pescador durante tres meses de trabajo y que sea de buena temporada.

Entrevistado sobre estos hechos, el subdelegado de pesca de la Sagarpa, Rubén Baiza, confirmó que efectivamente a raíz de una denuncia se movilizó a la zona a personal de esa dependencia apoyado por militares a bordo de una lancha interceptora de la Secretaría de Marina Armada de México, sin embargo no encontraron ninguna irregularidad.

En contraparte, el funcionario federal confirmó que en el caso de las pangas de pescadores muleginos que están trabajando escama en esa zona del sur de la península cuentan con los permisos correspondientes, que utilizan las artes de pesca permitidas y explotan las especies autorizadas.